Skip to main content Accessibility help
×
Home
  • Print publication year: 2015
  • Online publication date: December 2015

Conclusiones

  • Nuria Cruz-Cámara, Associate Professor of Hispanic Studies and Director of Graduate Studies in the Department of Modern Foreign Languages and Literatures of the University of Tennessee
  • Publisher: Boydell & Brewer
  • pp 167-174

Summary

One of the sad conclusions I have reached in writing

this book is that feminists have reinvented the wheel

a number of times. While the theories developed

in the late 1960s and early 1970s came as a kind

of revelation to many of us at the time, it has since

become clear, as we have learned about earlier

feminist movements, that there was little really new in

what these “radicals” had to say. Much of it had been

said, repeatedly, over a century before. This eclipse of

feminist theory must not happen again.

Josephine Donovan

La cuestión de la cocina es de carácter individual, y

yo quiero hoy en esta sociedad que me aperrea y en

la de mañana que espero ser libre, sazonar y aliñar las

patatas, las lentejas y cuanto me apetezca, a mi gusto

y sabor.

Soledad Gustavo

[T]odo progreso empieza por la negación individual de

un pensamiento colectivo.

Francisco Pi i Margall

La historiadora del feminismo Josephine Donovan lamentaba recientemente que las feministas tuvieran que haber “reinventado la rueda” en repetidas ocasiones, ya que es evidente que, a poco que se escarbe en los textos olvidados del pasado, aparecen defensas de la emancipación femenina basadas en argumentaciones que volverían a proclamarse décadas después (epígrafe uno). Basta con leer textos feministas de la transición española o los ensayos recogidos por Jacqueline Cruz y Barbara Zecchi en el siglo veintiuno para comprobar que en todos ellos resuenan muchas de las ideas que Federica Montseny y sus coetáneas habían elaborado o sugerido más de medio siglo antes. Durante la transición, por ejemplo, la publicación Vindicación Feminista (1976–1979), fundada por Lidia Falcón y Carmen Alcalde, tuvo precisamente como uno de sus objetivos romper con la necesidad de tener que reinventar la rueda cada pocas décadas; en ella colaboraron escritoras como Ana María Moix, Rosa Montero, Cristina Peri-Rossi y Maruja Torres, y se incluyeron numerosos reportajes sobre mujeres destacadas de la literatura y el feminismo nacionales e internacionales, así como entrevistas, en un intento de crear una esfera pública feminista; las colaboraciones y la dirección de la revista, como en Mujeres Libres, eran exclusivamente femeninas.