Skip to main content Accessibility help
×
Home
  • Print publication year: 2012
  • Online publication date: June 2012

Capítulo 2 - La tragedia de los comunes

Summary

“La tragedia de los comunes” empieza con esta salva de dos científicos nucleares que habían pensado largo y profundamente sobre la carrera armamentista entre las superpotencias: “De acuerdo con nuestro ponderado juicio profesional, este dilema no tiene solución técnica” (cursivas en el original). Garrett Hardin amplía dicha sentencia y se da cuenta de que hay toda una clase de problemas que no tienen solución técnica. La pregunta que surge es: ¿pertenecen a esa clase de problemas las fluctuaciones climáticas?

Uno no tiene que invocar el espíritu de Hardin para imaginar su respuesta. Una sección de “La tragedia de los comunes” se titula “La contaminación” y Hardin explica que “el asunto no es sacar algo de los recursos comunes, sino de ponerles algo dentro”. Entonces, ¿cuál sería la reacción de Hardin al artículo “Keys to Climate Protection” (Claves para la protección del clima) que abre con “La política tecnológica yace en el centro del desafío del cambio climático?” Algunos sostienen que el autor, Jeffrey D. Sachs, es el economista más ilustre sobre desarrollo y se podría decir que la revista, Scientific American, es la más egregia dentro de la ciencia norteamericana. ¿Cómo hubiera reaccionado Hardin a la lista de Sachs “acerca de las tecnologías más prometedoras? Encabezando la lista está la “Captura y almacenamiento de carbono” (conocida por sus siglas en inglés como CCS), que “depende de la capacidad de capturar el dióxido de carbono en la planta de energía a bajo costo, transportarlo por gasoducto a distancias considerables, y almacenarlo bajo tierra de manera segura, fiable y duradera”.